Descubrir
El Palacio
El Jardín
El Gran Trianón
El Dominio de María Antonieta
Práctica
Comprar su entrada
Información práctica
Plano Interactivo
Próximamente: calendario de eventos

Descubrir el dominioEl Dominio de María Antonieta

El Pequeño Trianón

Compartir

Imprimir el capítulo

El palacio de la Reina

Aunque Madame de Pompadour, que quería "distraer al Rey" fue la instigadora de este pequeño palacio que Gabriel edificó en los años 1760, es el recuerdo de María Antonieta el que impregna el edificio. En 1774, Luis XVI le regala el dominio de Trianón a la Reina, en el que pudo llevar una vida lejos –demasiado lejos para algunos– de la Corte.

El Palacio del Pequeño Trianón se construyó siguiendo la última moda conocida como "de estilo griego", que vuelve a los modelos de la Antigüedad. Desde la planta baja hasta el piso del ático, el arquitecto Ange-Jacques Gabriel realiza aquí su obra maestra.

Sobriedad, riqueza razonada del ornamento, orden y perfección caracterizan este nuevo modo de construir. La ruptura con el estilo rocalla se encuentra en el interior, en particular, en la decoración de carpinterías, de una elegancia excepcional. En el primer piso, los salones de recepción y aposentos de la Reina acogen a los visitantes antes de que éstos descubran el entrepiso y luego los Aposentos del Rey, situados en el último piso, en el ático.

Rodeado de jardines, el Pequeño Trianón es visible desde todos los ángulos, una forma que tendrá un gran éxito a finales del siglo XVIII. Las cuatro fachadas son diferentes. Frente al Jardín Francés se encuentra la más rica, aderezada de columnas e inspirada en los templos antiguos. La sencillez de la fachada situada al Norte recuerda que corresponde a la parte trasera del Palacio. ésta originariamente se orientaba a los invernaderos del Jardín Botánico, sustituido bajo el reinado de Luis XVI por el Jardín Inglés.

El Pequeño Trianón se restauró íntegramente en 2008 gracias al apoyo de Montres Bréguet, Gran Mecenas del Ministerio de Cultura y Comunicación.

Breguet