Este sitio web usa cookies para recopilar información estadística anónima. Si continuas navegando sin modificar tus parámetros, consideraremos que aceptas su uso. Más información. Cerrar

Descubrir
El Palacio
El Jardín
El Gran Trianón
El Dominio de María Antonieta
Práctica
Comprar su entrada
Información práctica
Plano Interactivo
Próximamente: calendario de eventos

La historiaVersalles a lo largo de los siglos

Los Gabriel

Compartir

Imprimir el capítulo

Primeros arquitectos del Rey

De 1735 a 1775 Versalles recibió la influencia de los Gabriel padre e hijo. A Jacques V (1667-1742), el padre, se deben las hermosas decoraciones rocalla, y a Ange-Jacques (1698-1782), el hijo, la construcción de la Ópera Real y del Pequeño Trianón.

Jacques V Gabriel, discípulo de Hardouin-Mansart y colaborador de Robert de Cotte, realiza en 1735 en los pequeños aposentos de Luis XV, la famosa Galería de las colaciones de caza, destruida en 1767 para instalar los aposentos de Mme du Barry (cuadros conservados en Amiens). Junto con su hijo Ange-Jacques, diseña las decoraciones de la cámara de Luis XV, del Salón del Reloj de péndulo, del gabinete interior del Rey y, en general, de todos los grandes conjuntos de rocalla ejecutados después de 1735. En 1736, realiza el Bosquete del Delfín, sustituido en 1774 por el de los Baños de Apolo.

Además de ser el primer ingeniero de Caminos, Canales y Puertos en 1716, Jacques V Gabriel es autor de las primeras grandes realizaciones arquitectónicas del reinado de Luis XV: plazas reales de Burdeos y de Rennes; construcción del Palacio de La Muette en el Bois de Boulogne para Luis XV (destruido); Gran Pabellón y Ala Luis XV de Fontainebleau; nueva ala y Capilla de los Elus del Palacio de los Estados de Dijon; catedral de La Rochelle...

La actividad de Ange-Jacques es sin duda la más ilustre. ésta encarna de por sí el reinado de Luis XV. En Versalles, diseña en 1763 la ópera Real, inaugurada en 1770 con motivo del matrimonio del futuro Luis XVI con la Archiduquesa María Antonieta. En 1771, inicia la reconstrucción, muchas veces aplazada, del palacio del lado del patio pero que no llegó a terminarse al morir Luis XV en 1774.

Gabriel interviene por primera vez en Trianón en 1749: su Pabellón francés pretende simbolizar la nueva estética clásica. En 1761, Luis XV le encarga un pabellón más amplio para Mme de Pompadour: el Pequeño Trianón. Terminado en 1768, pasará a manos de María Antonieta bajo el reinado de Luis XVI. Más que cualquier otra realización, éste ilustra de maravilla la estética neoclásica del siglo. El Pequeño Trianón se aleja de las decoraciones en rocalla que aun diseña el arquitecto en Versalles (comedor en las salas nuevas; Gabinete del Consejo).

Ange-Jacques Gabriel demuestra su brillantez también en París donde realiza la Plaza de la Concordia (antigua Plaza de Luis XV) y la Escuela Militar. Luis XV le encarga también nuevas residencias (Choisy; Bellevue; Saint-Hubert) y la reconstrucción del Palacio de Compiègne. Con él, se termina un cierto arte francés.